No me pida usted que renuncie a lo público

Publicado el 22/01/2012

Hay cosas que tienen que ser proveídas por el sector público para satisfacer la demanda socialmente deseada. Para ciertos bienes no hay otra alternativa. Si no es así, no puede decirse que es un derecho fundamental.

No entiendo de leyes, no sé exactamente qué se considera derecho fundamental en la constitución o en la declaración de derechos humanos.

El maestro luchando también está enseñando Lo que yo creo es que si no aprendemos cosas en el momento en que tenemos que aprenderlas, no vamos a prosperar como humanidad y dada la situación actual, lo que veo muy claro es que tenemos que prosperar. Además, no es suficiente con educar a unos cuantos. Una gran parte del desarrollo que hemos vivido en los últimos años ha sido gracias al muy bajo nivel de analfabetismo. Eso es algo que tiene que seguir avanzando y no empezar a retroceder. La enseñanza, la instrucción y la educación deben llegar a todos y a todas en beneficio común. Nadie debe quedar al margen. Además, no porque sea de provisión pública la educación, hay derecho a que un partido pueda decidir qué y qué no se enseña en el sistema. Una de las principales causas de fracaso escolar es la cerradez de currículo y lo que aburren esas enseñanzas a muchos. Debemos desarrollar nuestras inteligencias para sacar todo el potencial de las nuevas generaciones porque si no, nos convertiremos en la primera generación que va a vivir peor que nuestros padres. Si no nosotros, nuestros hijos puede que lo sean.

La sanidad es otro bien que si no lo provee el sector público, no va a satisfacer la demanda que tiene la sociedad. Necesitamos garantizar que no haya gente privada de un tratamiento. También necesitamos que el desarrollo de la medicina nunca sea vetado por no satisfacer intereses. Todos hemos oído alguna vez algo sobre un tratamiento no ha salido a la luz porque no interesaba a las farmacéuticas. Eso no puede ser. No pueden existir listas de espera para cosas que no pueden esperar tanto. No puede ser que se publicite que ciertas medicinas naturales son chorradas si no lo son.

No es cierto que lo público no es de nadie. Lo público es tuyo, defiéndelo! La investigación no puede nunca quedar en manos de intereses privados y que haya empresas que compren patentes para guardarlas en un cajón y que no perjudiquen a su modelo de negocio.

La cultura caerá si no intervienen las subvenciones y más ahora que gracias a Internet, cada vez menos gente quiere pagar por películas, series o música. También estos sectores se deben reinventar. Los artistas deberán realizar más conciertos o festivales y las discográficas y productoras, no podrán seguir siendo una industria tan multimillonaria. De todas formas, si sacamos la cultura de la provisión pública, caerá su producción y eso no va a beneficiarnos.

Los ancianos y las personas dependientes, deben tener unas prestaciones para mantener su dignidad. No pueden estar prometiendo una ley de dependencia totalmente necesaria y que luego, una vez votado, nos digan que no puede ser. Sí que puede ser. Claro que puede ser. Es simplemente una cuestión de preferencias, pero de las preferencias de todos. El problema es que hoy depende de las preferencia de unos pocos.

El miedo ha sido la enfermedad del siglo XX, la información es el remedio del siglo XXI Si queremos que ciertas cosas sean derechos fundamentales o simplemente si pensamos que deben llegar a todos por igual, no podemos permitir que se nos sean arrebatadas. Lo público es de todos y aún hoy siguen desparramándose fondos públicos hacia bolsillos privados. Es una tradición demasiado extendida como para creer que va a desaparecer por si sola.

No quiero negar en este artículo otras formas de estado que no sean el estado de bienestar pero si queremos estado de bienestar, no podemos renunciar a este tipo de cosas porque si no perderá sentido. Este artículo es bastante demagógico, lo sé, pero es que nos van a arrebatar derechos sociales que tanto han costado y que tanto siguen costando. Creo que lo mínimo es que no dejemos que pasen por encima de nosotros. Me refiero a todos esos que piensan que es necesario. No. No es necesario. Se puede hacer de otra manera aunque no interese a algunos. Nos interesa a la mayoría.

Razones para la rebeldía

Comentarios recibidos

Alan Kuyken dijo...

Fecha: 25/01/2012 a las 9:58

Discrepo totalmente de todo lo expuesto en este breve. Sanidad y educación privada, cultura sin subvenciones. Muy resumidamente te expongo una gestión que sin haberse probado, estoy convencido que es mucho más eficiente. Sanidad y Educación: El estado te da una targeta para sanidad y educación que te permite usar los servicios privatizados. El Hospital que genere listas de espera quebrará (perdida de clientes, lo mismo en educación. ¿Cultura subvencionada? ¿A quién? ¿A los amigos del estado?, si algo es bueno se vende, no necesita subvención. Claro que perderemos continente, pero mejorará el contenido. Dejemos al consumidor que elija lo que quiera y no lo impuesto. Saludos amigo revolucionario!

Qué opinas?

Nombre opcional


Escribe el código de la imagen verde

Listado de razones